Little Lights, de Aira

Cuando le enseño a Fran la primera idea para la portada de su disco “Little Lights” su respuesta es “Mmmm, no dice mucho del tipo de música que hago”. Fran, Fran García, es Aira. Un enfermo por la música de los que hacen falta. Que disfruta escuchando, tocando y sobre todo enseñando lo que sabe. Si tuviese que resumir mi amistad con él en un solo recuerdo sería una tarde cualquiera de fin de semana, en su casa. Él con la guitarra me dice “va, pídeme otra”. Yo, que no tengo memoria para un solo título de una canción le digo: “sí, esta que va Paaam Paaaam paaaam, paaam paaam papaaaaa, pam pam paaaam pampam”, y el cabrón va y la clava.

Así que la portada debe hablar de su música. Lo chulo de Little Lights es que es otro gran ejemplo de que menos es más. Siempre funciona pero siempre me sorprende. Little LIghts es una voz y una guitarra, acústica para más simplicidad. Suena con sorprendente pegada, como si no hubiese nada que pudiese distraernos de la esencia de cada canción. Little Lights es esa guitarra y esa luz. Una vida marcada por una pasión desmedida por esas seis cuerdas.

Mockup disco little lights

Little LIghts de Aira, Portada
Little Lights. Portada
Little Lights de Aira, contraportada
Little Lights, contraportada del libreto
Little Lights Portada agradecimientos izquierda
Interior del libreto. Agradecimientos
Little lights Interno Agradecimientos derecha
Interior del libreto. Agradecimientos

Little Lights ya está en el portfolio que tengo en Behance.

Cuando el logo solo dice su nombre

Todo español lleva dentro un seleccionador nacional, un médico y también un diseñador. Ésta última faceta está más oculta pero está; si no se te aparece en la forma de ese primo que sabe Photoshop y del que algún día te hablaré, es el propio cliente el que se transmuta y te dice algo como “es que a partir de este logo no se entiende que nos dedicamos a [introduzca aquí su sector profesional]”; o otras más pintorescas como “es que me gustaría que quede claro que somos una empresa salmantina”. Frases como esta, además de enredar proyectos, llenan el paisaje de ‘E’s que parecen enchufes o símbolos regionales una y otra vez.

Simplifica y cuenta sólo una idea cada vez

Todos los que alguna vez hemos querido contar algo cometemos el mismo error. Tener demasiadas ideas juega siempre en tu contra, porque la imaginación es ilimitada pero el espacio no, especialmente en un logotipo. Por eso, si alguna vez tienes que contar algo simplifica y cuenta sólo una idea cada vez. Identifica lo que quieres contar y prescinde de todo lo demás. Cuando se trata de contar algo es mejor lanzar un directo imparable al mentón, que cuatro medio golpes fáciles de esquivar. Concentra toda tu energía e ingenio en ese golpe ganador.

A.P. puede decir muchas cosas pero este logo solo puede decir Asesoría Pereña

Por ejemplo, cuando nuestra asesoría, Asesoría Pereña, nos pidió un logotipo podíamos haber intentado un montón de cosas: contar que hacen asesoría laboral, legal, fiscal,etc; hablar de que son salmantinos; de la tradición; o rizar el rizo contándolo todo a la vez. Pero para una empresa local, de tradición y con una clientela labrada a lo largo de los años, necesitas que su nuevo logo diga solo una cosa: su nombre. De momento vamos a asegurarnos que este logo dice “Asesoría Pereña” a los que ya la conocemos, que de todo lo demás, incluido de captar clientela, ya habrá tiempo. Resumiendo*: A.P. puede significar muchas cosas, pero esto, sólo puede significar Asesoría Pereña.

perena-stripe

(*) NOTA: Cuando me ponga a mí o a mi trabajo de ejemplo, no quiero decir “mirad cómo se hace”, sino “mirad lo que quise decir”. A vuestro juicio dejo si lo conseguí o no, y si me lo contáis en los comentarios os lo agradeceré un montón 🙂

Raúl o algo

Hacía tiempo que no tenía espacio ni tiempo donde poner mis cosas. Ya era hora, ya me vale. Siempre he dicho que escribir me ayuda a asentar el día a día, a que lo que vivo; hago y aprendo no pase ante mis ojos sin más; a que deje poso.

¿Qué te ofrezco aquí? Mis cosas. Cosas que hago, cosas que aprendo, cosas que descubro. Pongo en marcha este espacio porque ya tocaba, porque el dominio estaba en un armario cogiendo polvo y porque siento que vuelvo a tener algo que decir.

Empiezo con un par de promesas, aunque no puedo prometer que no acabe cayendo alguna más.

  • No quedarme sin decir algo que quiera decir.
  • Aprender a ser más breve y claro.

Buenos días

Amanecer en Salamanca desde la iglesia de Santiago