Chulería castellana

He leido hoy que:

“Desde el gobierno central, y también desde Castilla, jamás se ha tenido el menor interés en esa España ‘espiritualmente federal’, ‘plurinacional’ o como lo quieras llamar” cita.

Y posiblemente sea verdad. Posiblemente hemos estado tan ocupados envejeciendo y menguando como población, desparramados por una meseta que parece hacerse más grande cuanto menos somos. Pero es que había más:

“Ese modelo afectivo de Estado, que no es fruto de la unión de los pueblos de España sino del expansionismo y la chulería castellanas…”

Chulería castellana. Una de esas cosas que lees y te hace repensar toda tu experiencia, como si de un final a lo ‘El sexto sentido’ se tratase.

Chulería castellana debe ser hacer los 100km entre Salamanca y Valladolid esquivando camiones, para ir de compras al Corte Inglés. O tardar casi 3 horas en tren a Madrid para ir al oculista. O ir a ver a los abuelos a León desviándote por Tordesillas para poder ir por autovía; haciendo 35km más pero llegando exactamente a la misma hora. Chulería castellana es que cuando por fin tenemos un tren decente de Salamanca a Madrid, te recuerden en Ávila que ellos están a la mitad de distancia y tardan lo mismo.

Chulería castellana es no saber si estas referencias se van a entender fuera del terruño, porque alguna vez me han preguntado, con mucha identidad nacional:

— ¿Ávila, eso dónde es?

— A una hora de Madrid

— Sí, pero dónde, ¿La Mancha? ¿Extremadura?.

— …

Chulería castellana es llegar a la universidad y descubrir la muletilla de los gallegos: “Uy es que en Galicia esto funciona mucho mejor.” Uno de ellos, de mis mejores amigos, incluso nos decía: “Tardáis muchísimo en hacer las autovías en Castilla.” Chulería castellana debe ser no saber asfaltar la meseta. Chulería castellana supongo que también es escucharles, hablar con orgullo de su tierra y de lo que han conseguido y en vez de pensar que les sobra, recordar que a nosotros nos falta.

Los castellanos chuleamos, sí. Chuleamos mucho. Chuleamos qué morcilla es mejor, qué catedral más bonita o quién le mete más baza a los de Valladolid. Chulería castellana es la que me va a caer cuando algunos vean que estoy incluyendo León, Zamora y Salamanca en el pack. Chulería castellana es el silencio y la distancia. Chulería castellana es que te recuerden que Teruel existe y no darte cuenta de que Soria no pilla de camino para nada hasta que decides hacer la excursión a Barcelona atrochando en vez de dar la vuelta por Madrid o por Burgos.

La chulería castellana no da para pensar en identidades, porque casi no sabemos ni a dónde vamos o a dónde podemos ir. Es ver los poquitos que somos y lo lejos que estamos. La chulería castellana supongo que debe ser callar y trabajar.

3 opiniones en “Chulería castellana”

  1. Me ha encantado, en serio. Gracias por la respuesta, me has callado la boca.

    Creo que tenía que haber dicho “chulería madrileña”. Supongo que detrás de la expresión “chulería castellana” está una perspectiva específicamente asturiana; Asturias y Castilla nunca se han entendido del todo bien. A los doce-trece años escuchaba a Nuberu, un grupo folk asturiano que cantaba esto (en asturiano, pero seguro que se entiende casi todo sin dificultad) :

    Diez años entardó Roma
    n’afincate tola espuela
    y fuisti en Covadonga
    la primer nacionaliega.

    Y xunto a Gonzalo Pelaez
    -cutia la hestoria llariega-
    derrotesti tres vegaes
    al mesmu rei de Castiella

    Dempués el llobu extranxeru
    púnxote la cara prieta
    sacó l’oru de les mines
    dexote probe en to tierra.

    Entós solina un ochobre
    dexesti un poco la cueva
    fasta ponete en comuña
    otra vez cabezalera.

    Contra’l silenciu y el mieu
    de la posguerra cabera
    en llevantate dafechu
    tamien fusti la primera.

    Per eso Asturies de alma
    el pasau nun lu escaezas
    y lu escaeces un día:
    Dios te llibre de Castiella!!!

    Prejuicios que asimila uno… Los pueblos limítrofes siempre tienen sus conflictos… Soy zamorano por parte de padre, así que el bumerán de decir “chulería castellana” también me golpea a mí.

    Un abrazo,

    1. Que conste que no lo he sentido como un ataque ni quería que mi respuesta lo fuera. Escribí esto ayer y no sabía ni si debia publicarlo. Pero como te decía en medium, lo de la chulería castellana me hizo pensar y recordar mi experiencia, y el cariño que le tengo a mi tierra y a su gente, nada más. Especialmente la extrañeza con la que vemos e incluso participamos de muchos debates cuando los contrastamos con nuestra experiencia.
      Y aparte de todo eso, porque también echo de menos el Internet y los blogs de respondernos mucho más que los de darnos palmaditas en la espalda. Siempre me han parecido más enriquecedores.

  2. ¡”Chulería castellana”! ¡Increíble! Y a estas alturas de la película ese ombliguismo de “como yo soy asturiano me caen gordos los castellanos” pues, la verdad, suena pueril. Con la cantidad de guerras que el nacionalismo ha causado en Europa, no entiendo como todavía hay quien está dispuesto a sembrar rencores de esta manera. Y lo que es peor, no entiendo que alguien presuntamente de izquierdas apoye los nacionalismos. En palabras del humorista Ignatius Farray, nada sospechoso de derechista sino más bien filopodemita (por lo menos lo era hasta no hace mucho): “niños, ¡el nacionalismo es de faaaaachas!”.

Deja un comentario